Dom. Ago 1st, 2021

    Cada vez emergen más opciones de plataformas de comercio electrónico para compras en el extranjero, específicamente, compras en Estados Unidos.

    La mayoría de las empresas en línea ofrecen entregas puerta a puerta. Otros, por su parte, lo canalizan a través de envíos o entregas desde el Correo Argentino previamente pactadas con compradores en el territorio nacional. Todas estas opciones dependen del atajo que tomen los consumidores.

    En el caso de la empresa pública, ofrece el servicio de entrega de determinados productos diferenciados por peso, monto de facturación y condiciones de entrega aceptadas por el usuario para productos comprados en tiendas extranjeras.

    Para recibir los productos a domicilio, como lo mencionan algunas empresas importadoras, el cliente, además del valor del producto, también corre con el costo del envío internacional, que es un porcentaje que corre en función de las características del producto, manejo y el envío a los depósitos, así como los gastos de manipulación, que suelen oscilar entre el 10% y el 12% del valor de cada artículo.

    Además de eso, las empresas cobran un porcentaje por kilogramo que es una tarifa de flete internacional.

    Según el sitio web oficial de Correo Argentino, si el valor del envío del producto no supera los 50 USD, no corresponde pagar los derechos de importación de los primeros 12 envíos realizados, mientras que si el valor del envío supera estos $ 50, el usuario debe pagar el 50% sobre el excedente del valor que no está sujeto a la franquicia.

    En otras palabras, si gasta $ 70, $ 50 de esos $ 70 están libres de costos y del exceso que queda.

    Una vez superados los 12 envíos en el año (el gobierno permite uno por mes), el cliente pagará el 50% del monto. En cuanto a los derechos de presentación en aduana, son $ 190 para todos los casos.

    Por su parte, si acudes a ciertos e-commerce autorizados a realizar compras en el exterior, como en el caso de comprar en Amazon desde Argentina, debes considerar que tienen la posibilidad de realizar entregas a domicilio sin que el usuario tenga que recurrir a la aduana, mientras que otras son previamente pactadas entre el comprador y la persona que trae los productos, generalmente de Estados Unidos.

    Así, en esta última opción, el comprador no tendrá que pagar los gastos de envío, impuestos aduaneros ni gastos de mensajería.

    Las tiendas virtuales con acceso al consumidor argentino brindan la posibilidad de que el cliente pueda realizar compras sin recurrir a un centro de servicio aduanero, por lo tanto, los impuestos y costos de mensajería ya están incluidos en el precio final. También indicaron que los costos administrativos varían según el producto.

    En otras plataformas, se procesan las transacciones en dólares, por lo tanto, el usuario consume la cuota de 200 USD que permite el gobierno en el uso de moneda extranjera. Mientras otras, aunque realizan transacciones en moneda nacional, el procesador extranjero informa a la AFIP del gasto, aunque la tarjeta no aparece como gasto en dólares y el precio del producto está en pesos, por lo tanto afectando la cuota.

    La empresa estatal brinda la oportunidad de comprar libros, ropa, juguetes, productos tecnológicos, entre otros artículos decorativos de tiendas en el extranjero, como resultado, las operaciones terminan socavando el límite de gasto autorizado en moneda estadounidense.

    En caso de que quieras utilizar el servicio Correo Argentino, debes tener en cuenta que las compras no deben exceder los 20 kilos o 3000 USD. Los productos deben estar destinados al uso personal y se puede llamar al servicio de entrega a domicilio o recoger en control aduanero.

    Mientras tanto, las personas que utilizan el courier para simplificar la experiencia de compra en el exterior, ven que el peso del producto puede llegar hasta los 50 kilos y el servicio que tiene la opción de entrega a domicilio, está sujeto a intervenciones que lo excluyen del modo puerta a puerta.