Como planificar desayunos para equipos de trabajo

En los desayunos de trabajo, todo debe estar organizado para que se logre hacer las dos cosas: desayunar y trabajar.

En las empresas modernas se trabaja en grupo, por lo que se reúnen algunas personas para trabajar, exponer ideas o exponer los temas a tratar durante el día.

Afortunadamente, el trabajo nuevo abandonó de ser una interacción organizada y por demás sobria entre compañeros, dejando paso a colaboraciones distendidas que se tornan amenas convirtiendo, por ejemplo, lo que puede ser una reunión aburrida temprano por la mañana, en un desayuno en general donde trabajen todos.

Planificando el desayuno de trabajo

Los desayunos de trabajo se hacen entre las 8 y las 10 horas, y acostumbran durar entre 3 y 4 horas. No son reuniones sociales, sino para trabajar, por lo que se propone el estilo buffet en cualquier salón de la compañía. Si es en un restaurante, entonces se tendrá que determinar el servicio con anterioridad, para que todos logren escoger de una carta acotada y el gasto no se descontrole.

En la mesa de buffet se dispondrán, como en los hoteles, jarras con bebidas calientes y agua caliente, sobrecitos de té, zumos de fruta, leche, yogurt y bollería, pan tostado o fresco, galletas, mantequilla, mermeladas o confituras. Dependiendo de las prácticas de cada país, el menú puede cambiar, pero tampoco es bueno que los alimentos sean muy pesados, debido a que el fin es trabajar.

La cantidad de tazas, vasos, platos y cucharillas va a ser el doble de los presentes, y se puede optar por usar servilletas de papel.

El desayuno y el trabajo

Para ordenar un desayuno de trabajo debe disponerse de una mesa común, o muchas mesas dependiendo de la cantidad de gente que asista , pero siempre teniendo presente de dejar espacio para computadores portátiles, anotadores, lápices y otros recursos que se usen para trabajar. A diferencia de un almuerzo de negocios, aquí no solamente charlarán, también escribirán, se moverán e intercambiarán papeles.

Si no hay espacio suficiente en la mesa, se puede optar por desayunar primero y trabajar luego, dejando sobre la mesa buffet las jarras con bebidas y ciertos bollos, para que alguien se sirva si lo quiere.

Si se opta por este caso, a medida que todos desayunan, se puede demostrar una presentación en pantalla sobre el asunto a trabajar, o si al encuentro asisten personas de otros sectores o sucursales de la empresa, es el momento de presentarlas. De lo contrario, cuando todos se encuentren sentados a la mesa, pueden hacer las presentaciones pertinentes.

Si estas interesado en disfrutar del servicio de desayunos a domicilio para empresas de Piccadely, puedes contactarte accediendo al enlace y así podrás disfrutar de los mejores desayunos corporativos.