julio 4, 2022

Diario Azul

Noticias Digitales de Argentina

En Qué Consiste el Auge de Las Clases de Cocina Virtuales

La pandemia de coronavirus puso patas arriba a muchas industrias. Entre los dañados, los restaurantes y la industria alimentaria experimentaron una agitación que pocos podrían haber pronosticado.

No obstante, las empresas se adaptaron y, en vez de que los consumidores asistieran a ellas, acudieron a los consumidores. El resultado: un incremento en las clases de cocina virtuales.

Una cosa es leer una receta online y fiarse en las fotos y el escrito para guiarte por medio de los pasos. Es una vivencia del todo distinta una vez que puede visualizar cómo hacer un plato por medio de un clip de video grabado o una clase virtual práctica.

Tipos de clases de cocina virtuales

Las clases de cocina online que encontrarás se separan en tres categorías primordiales. Cada tipo de curso de chef tiene sus beneficios dependiendo de sus necesidades personales, fines y restricciones de tiempo:

Clases de cocina pregrabadas

Estos tipos de clases son para familias en desplazamiento o parejas y personas con horarios ocupados. ¿La belleza de las clases pregrabadas? Puede verlos una vez que lo desee, así sea luego de recoger a los chicos del colegio o temprano un sábado por la mañana.

Los clip de videos pregrabados se dispararon en fama mucho antes del covid-19. Posiblemente se encuentre familiarizado con los clip de videos de cocina de fragmentos cortos que ve en Facebook que le dan normas paso a paso por medio de una cámara preeminente.

En la mayoría de los casos, junto con música, los clip de videos son visualmente atractivos y fomentan la espontaneidad para probar cualquier plato que vea aquel día.

Las clases de cocina virtuales pregrabadas son muchísimo más refinadas. Por cierto, varios de los tutoriales ofrecen una experiencia inigualable de una celebridad o un chef galardonado.

Dichos chefs están siempre ocupados para participar en demostraciones de cocina, por lo cual grabar un lote de clases pregrabadas da más flexibilidad para las dos partes. Además, tendrás acceso a los clip de videos una vez que los necesites.

Cursos de cocina en vivo

Dichos cursos de cocina son más individuales que una guía pregrabada respecto a cómo hacer un plato definido. Las clases de cocina virtual en vivo tienen la posibilidad variar desde sesiones 1 a 1 hasta configuraciones de grupos gigantes.

Con la llegada de coronavirus, muchas demostraciones de cocina en vivo iniciaron en Zoom, pero se han ramificado a casi cualquier tipo de plataforma de clip de video.

Los chefs y los blogueros de cocina organizan clases de cocina programadas o improvisadas en Instagram, una plataforma que posibilita a los seguidores interactuar con el anfitrión en un ámbito informal. Las clases programadas principalmente vienen con una tarifa.

A cambio, puedes hacer cuestiones y compartir historias en un ambiente más íntimo. Las clases de cocina virtuales en vivo son posibilidades célebres para las parejas que celebran una velada romántica y se han convertido en ideas de regalos de moda para cumpleaños, aniversarios o citas nocturnas.

Clases virtuales de cocina con componentes entregados

Piense en esta categoría como una conjunción de una clase de cocina en vivo con un servicio de comida a domicilio.

Los kits de cena en cantidades permanecen creciendo todos los años. Los chefs y cocineros tomaron esta iniciativa y la utilizaron para complementar las clases virtuales al permitir que los consumidores les compraran los componentes para elaborar el plato.

Los kits de cena funcionan bien para quienes no posean tiempo para detenerse en cuatro supermercados diferentes para hallar componentes para un plato. Este modelo siempre funciona mejor para platos exclusivos de restaurantes locales. Ejemplificando, un restaurante indio podría mandar especias difíciles de descubrir a su puerta.

Beneficios de las clases de cocina en línea

Inclusive con todos los puntos negativos que rodean las cenas en persona y la imposibilidad de gozar la comida en ámbitos sociales a lo largo del coronavirus, la industria ha usado clases de cocina virtuales para abrir una totalmente nueva magnitud en el estudio de alimentos.

Para comenzar, la carrera de chef profesional online se convirtió en el respiro perfecto para los individuos que buscaban romper con la monotonía del aislamiento. Más descanso significaba más tiempo para hallar tendencias alimentarias.

Más allá de aquello, las clases de cocina virtuales ofrecen una experiencia distinta a los eventos presenciales.

Claro, pierdes el entrenamiento cómodo de una clase de cocina y, no, tu maestro no puede probar tu comida o arreglar un error. Sin embargo, posibilita independencia, flexibilidad y tranquilidad. Tú conoces tu propia cocina mejor que nadie.

Además es más simple para los anfitriones que no deben comprar componentes ni rentar un lugar. En la situación de las clases virtuales, estás pagando por el razonamiento gastronómico íntimo de un chef. Y como comentamos, muchas clases se graban y archivan para uso futuro, lo cual supone que puede seguir mejorando su receta.